Perú no exporta productos transgénicos

jueves, 22 de diciembre de 2011

Exportaciones de Quinua Llegan a Más de 22 Millones de Dólares en el 2011

Foto: cultivo de Quinua en Perú

El altísimo valor nutritivo de la quinua, grano cultivado desde la época del incanato, tiene entusiasmados a los consumidores de las economías desarrolladas. Eso se traduce en un crecimiento anual de las exportaciones peruanas del grano andino a una tasa superior al 75% en los últimos cinco años, según las cifras oficiales.

Los envíos de quinua al exterior cerrarán el 2011 con más US$22 millones, según proyecta Prom-Perú; tres años atrás sumaban US$5 millones y, hace cinco años, tan solo US$1,5 millones.

“Si bien el principal mercado es Estados Unidos, observamos un importante crecimiento de la demanda de España, la aparición en el 2011 de Australia, así como la consolidación de Canadá y Alemania. Hay una tendencia a nivel de los países desarrollados a consumir los calificados como superalimentos por su alto valor nutritivo”, explica William Arteaga, encargado de los temas agrícolas de Prom-Perú.

Además de la variedad blanca perlada, el mercado internacional demanda con mayor interés las variedades de colores, como la roja y la negra, las mismas que hoy le dan color a los platos de restaurantes gourmet, explicó el director de Promoción de Negocios de Sierra Exportadora, Christian Bueno.

EL AÑO DE LA QUINUA
Esta repentina atención por este grano se verá coronada el 2013, pues la FAO anticipó que será el Año Internacional de la Quinua. ¿Qué tan preparados estamos para afrontar esta gran atención en nuestro grano andino?

A diferencia de Bolivia, el Perú recién está ingresando al mercado mundial con su oferta de quinua, la cual es producida en zonas altoandinas, en especial en Puno (casi el 80%). El rendimiento es aún bajo para acompañar a la gran demanda, según explica Luz Gómez Pando, jefa del programa de cereales y granos nativos de la Universidad Agraria La Molina. Actualmente, el rendimiento va de 0,85 a 1,5 toneladas por hectárea, indicó.

Pero estos rendimientos se pueden duplicar, es decir, llegar a dos o tres toneladas, si se mejora la calidad de la semilla, comentó Lucía Elsa Pajuelo, coordinadora del Programa Especial de la Autoridad en Semillas del Instituto Nacional de Innovación Agraria (INIA). Refirió, además, que está por publicarse un reglamento de certificación de las 15 variedades comerciales de quinua que existen en el país. Esto incentivará la comercialización de semillas mejoradas, pues actualmente se paga similar valor por una de buena o de mala calidad.

Gómez agregó que se deben desarrollar nuevas variedades con mayor potencial de rendimiento que hagan más rentable el cultivo.

Arteaga, en tanto, señaló que, además de mejorar el rendimiento, existen otros retos pendientes, como el darle valor agregado a la quinua, que hoy se exporta como grano. Bueno, de Sierra Exportadora, refirió que están promoviendo en el corto plazo la exportación de barras energéticas.

Bajo el actual escenario, Arteaga estimó que, en unos tres años, se duplicarán las exportaciones hasta superar los US$40 millones, lo cual empujará la economía de las zonas altoandinas.

Rember Pinedo, coordinador del proyecto de semillas sobre la evaluación del marco normativo y legislación en el Perú de la FAO, refirió que hoy se exporta el 75% de lo producido. Tras destacar el interés por alcanzar una mayor producción, dijo que no habría que descuidar el mercado interno y, con ello, la alimentación de los peruanos.

SEPA MÁS

La quinua es reconocida por la calidad de sus proteínas, vitaminas y minerales, similares a los de la leche.

También tiene un rango de adaptación hasta los 4.000 m.s.n.m. Además, es resistente a las sequías extremas y a los suelos salinos.

Como centro de origen, hay al menos 1.500 cultivos y parientes silvestres. (Marienella Ortiz - El Comercio)

No hay comentarios: