Perú no exporta productos transgénicos

lunes, 26 de septiembre de 2011

Exportadores de confecciones preocupados por reducción de la demanda


La delicada situación financiera que vive el mundo constituye un riesgo para los exportadores de prendas de vestir, quienes están preocupados al ver reducir sus pedidos para el último trimestre del año, alertó José Luis Peroni, presidente del Comité de Confecciones de la Asociación de Exportadores (ADEX).

Recordó que con la crisis financiera que se inició a finales del 2008 y se extendió durante el 2009, uno de los sectores más golpeados fue el suyo, que vio disminuir sus ingresos en 29% (2009 respecto al 2008). Hoy, a pesar de que la situación se muestra un poco más favorable y a julio último las ventas al exterior se incrementaron en 27% respecto al 2010, todavía no se logra igualar los valores del 2008.

Según cifras del Sistema de Inteligencia Comercial, el acumulado enero-julio del 2011 fue de US$ 775.6 millones, mientras que en similar periodo del 2008 fue de US$ 913.6 millones. “Esta situación nos preocupa, si bien las empresas están más preparadas de lo que estuvieron en el 2009, lo cierto es que sería iluso pensar que golpeará a todos los sectores y no a las confecciones”, comentó

Expresó que parte de esa preparación fue la mayor diversificación de mercados. A manera de ejemplo, mencionó que hoy día Brasil es un mercado muy importante y que seguirá siéndolo gracias a sus 200 millones de habitantes.

El principal destino de las confecciones peruanas entre enero y julio de este año fue EE.UU. (US$ 435.7 millones), que aún registra una contracción en su demanda (8%), seguido de Venezuela, Brasil, Argentina, Colombia, Italia y Alemania. Se debe destacar la evolución de mercados como Brasil y Argentina que crecieron en 140% y 174%, respectivamente.

Sector inclusivo

Para Peroni no existe industria más inclusiva que las confecciones, por lo que es necesario que el gobierno le preste más atención a fin de promover su desarrollo y sus exportaciones. Añadió que uno de los retos es darles mayor valor agregado mediante el diseño y la marca propia.

“El futuro de las confecciones peruanas está ahí (diseño y marca propia). Es más, el valor agregado de la cadena se logrará con la tienda propia. Es decir, los valores se van agregando al algodón en rama que luego se desmota, se hila, se teje, se tiñe, se acaba, se mejora, se diseña, se confecciona, se le pone marca, y se pone una tienda. El toldo de la tienda es el último valor agregado”, indicó.

En este punto, Peroni también se pronunció sobre la restricción al ingreso de los hilados de algodón de la India, dijo que afecta la cadena productiva. Por ello, estimó conveniente que se verifique el riesgo de una plaga lo más pronto posible, y que con el resultado se normalice el flujo de importaciones.

Asimismo, insistió que será fundamental la aplicación de medidas transversales que beneficien a todos los exportadores como la creación de un “Incentivo tributario a la reinversión de utilidades” el cual consistiría en reducir a la mitad la tasa del Impuesto a la Renta para destinarlo a la inversión en innovación y capacidad productiva.

También, la “Eficiencia en la administración tributaria”, pues en la actualidad las demoras en la devolución del IGV y el Drawback generan problemas de liquidez y costos financieros a los exportadores, los mismos que ya se ven afectados con el encarecimiento del sus costos de operación en 26.3% debido a la caída del tipo de cambio. (Nota de prensa publicada en El Peruano, Gestión, Expreso, La República)

Fuente: ADEX

No hay comentarios: