Perú no exporta productos transgénicos

jueves, 10 de marzo de 2011

ROPA: Peruanos pagarán hasta 35% más por sus prendas de vestir


Los consumidores peruanos no solo deben lidiar con el alza de precio de algunos alimentos. En los próximos días también empezarán a pagar hasta 35% más por sus prendas de vestir, después de que los confeccionistas se vean obligados a trasladar el aumento de su principal materia prima al mercado.

La razón es el fuerte incremento que experimenta, desde hace algún tiempo, la cotización del algodón. Solo en el último año, este experimentó un incremento de 131%, al pasar de cotizarse de US$77 a US$178 el quintal, en el mercado internacional.

“Pensamos que podríamos aguantar un poco los precios, pero la escalada [del algodón] ha sido tal que si no trasladamos esa alza al consumidor, tendríamos que salir del mercado, pues el margen con el que opera el pequeño confeccionista es muy bajo [no excede el 12%]”, afirmó el director ejecutivo de la Unión Nacional de Empresarios Textiles (Únete), Pedro Manzur.

El dirigente textil detalló que el alza se daría en forma progresiva y que empezará a sentirse una vez que el emporio comercial empiece a reemplazar los uniformes escolares por la colección otoño-invierno. “En estos últimos días se han empezado a registrar los primeros ajustes, pero estos serán generalizados, una vez que termine de ingresar la mercadería de la siguiente estación, algo que sucederá a fines de marzo”, refirió.

Diógenes Alva, presidente de la Coordinadora de Empresarios de Gamarra, prevé que el alza será mayor al 10% que estimaron a fines del año pasado, debido a que el precio de la materia prima viene aumentando mes a mes. “Pensamos que la cotización se estabilizaría, pero, por el contrario, esta continúa subiendo mes a mes [solo en estos últimos 60 días aumentó US$40 el quintal]”, dijo. Alva coincidió con Manzur en que el alza de precio de los polos, las medias, las blusas y los buzos (elaborados con este insumo) se daría paulatinamente para no resentir las ventas en el emporio comercial.

Mayores mezclas

A diferencia de los pequeños empresarios, los confeccionistas de mayor tamaño (que cuentan con tiendas y marcas propias) han ensayado diversas fórmulas para evitar realizar grandes ajustes de precio. Por ejemplo, Miguel Manrique, gerente general de Textiles Euromod –que maneja las marcas Joaquim Miro, Dejavu, All4woman, entre otras–, indicó que han empezado a mezclar telas para disminuir el precio que tiene el algodón en sus prendas. “Estamos utilizando más lino y viscosa para compensar parte del alza, de tal forma que el ajuste en los productos no supere el 15%. No obstante, eso se dará solo para las prendas de transición [utilizadas para el cambio de estación], pues para el invierno utilizamos otros insumos en los que no vemos variaciones significativas”, añadió. Una estrategia similar adoptó Marefa (Mentha y Chocolate y Glam).

Andrés Saba, gerente de ‘retail’ de Kidsmadehere, empresa que cuenta con 10 tiendas propias y provee de ropa de hombre y mujer a una conocida tienda por departamentos, llegó a un acuerdo con sus proveedores para que entre ambos asuman el alza del algodón. “Esta temporada nos estamos esforzando para no realizar modificaciones de precios, pero la situación no se podrá sostener en el futuro. En este momento estamos comprando la mercadería para la colección primavera-verano 2012. Para esa temporada el alza sí será fuerte”, agregó.

Piden más apoyo

Martín Reaño, gerente del Comité Textil de la SNI, y José Luis Peroni, presidente del Comité de Confecciones de ÁDEX, coincidieron en señalar que el Gobierno debía otorgar incentivos al sector algodonero para revertir la estrepitosa caída de los cultivos de algodón.

Hace un año se creó el Consejo Nacional de la Cadena Productiva del Algodón, pero hasta el momento no se ha aprobado ninguna medida que contribuya a recuperar los cultivos perdidos durante los últimos años.

Más demanda, menor oferta

La fibra de algodón se empezó a disparar, luego de que la India, el segundo exportador más importante del mundo, decidió restringir sus exportaciones. Esa situación -explicó Martín Reaño, gerente general del Comité Textil de la SNI-, sumada a ciertos problemas climáticos (que afectaron los cultivos de otros países exportadores como Pakistán), impactó en el precio y generó un alza en todas sus variedades.

En el Perú el panorama se complicó, pues el aumento de las importaciones y la migración a cultivos más rentables desalentaron la producción nacional y generaron una fuerte caída de los cultivos.

LAS CIFRAS

US$240 fue el precio que alcanzó el quintal de algodón en las últimas semanas, reveló Únete.

30.000 hectáreas de algodón se cultivaron en el 2010, cuando hacía solo cinco años sumaban 100 mil.

45.000 hectáreas de algodón se esperan cultivar en el Perú este año, estimó el Minag.

US$57 costaba el quintal de algodón en el mercado internacional en enero del 2009. (El Comercio)


Via ADEX

No hay comentarios: