jueves, 29 de julio de 2010

Proyecto de exportación de gas natural permitió importantes inversiones en sector de hidrocarburos


El proyecto de exportación del gas natural permitió que se realicen importantes inversiones en el sector de hidrocarburos, manifestó hoy el presidente de Perú, Alan García, durante su Mensaje por 28 de Julio ante el Congreso de la República.

“Aunque vamos a mejorar los contratos hechos antes, creemos que el estímulo de la exportación fue utilizado positivamente antes de nuestro gobierno para desencadenar los trabajos de perforación de pozos, plantas de fraccionamiento y construcción de gasoductos en la costa”, señaló.

Indicó que todos los peruanos deben entender con serenidad y realismo que sin la oferta de exportar el gas natural ninguna empresa hubiera invertido 2,300 millones de dólares en las plantas de fraccionamiento en Camisea.

Tampoco hubiera invertido cientos de millones de dólares en la perforación y menos en un gasoducto de 800 millones que funciona desde hace cinco años.

“Además, ya con el gas en la costa se han invertido más de 1,000 millones de dólares en diversas centrales térmicas de generación eléctrica, en 147 estaciones de servicio y en la conversión de la matriz de gasolina a gas para más de 100 mil vehículos”, subrayó.

Esos recursos no hubieran podido ser invertidos por el Estado sin sacrificar las obras de electrificación, salud, educación y agua potable, agregó.

“Hace cinco años el consumo interno (de gas natural) de Perú era mínimo y aún ahora es pequeñísimo en relación a la gran inversión necesaria para procesar y desplazar el gas natural”, puntualizó.

Enfatizó que ahora, cuando se inicia la exportación del combustible natural, se exige que el gas no se exporte, olvidando que sólo con ese estímulo se logró que se esté utilizando el gas ya por cinco años.

No obstante, aclaró que el gobierno considera que el precio del gas para la exportación no fue adecuadamente fijado en el contrato original y que es el momento de plantear mejores condiciones a través de una renegociación.

Además, García reiteró que no es la primera vez que este gobierno lo hace en beneficio del país.

“El contrato original también establecía que el gas para el consumo interno costara dos veces más de lo que actualmente cuesta y por eso en diciembre del 2006, sin que se enteraran muchos, planteamos a la empresa una renegociación para que el gas de consumo interno tuviera un precio menor y lo logramos”, afirmó.

Explicó que el contrato original fijó como precio de pago de regalías al Estado un valor de referencia internacional llamado Henry Hub (HH), que en ese momento tenía un nivel de diez a 12 dólares, pero que actualmente se ha reducido mucho por la caída del valor del gas en el mercado mundial.

“Resulta que con los precios actuales, la regalía a pagar por la empresa al Estado sería sólo de 27 centavos de dólar por la exportación, mientras que la regalía promedio que paga el consumo interno supera los 59 centavos”, dijo.

En ese sentido, indicó que el gobierno propone que, a pesar de que el precio internacional continúa bajo, las regalías para exportación del gas en ningún caso sean menores a las que se pagan por consumo interno.

El presidente también consideró que sería absurdo si las regalías para exportar el gas fueran menores a las que se pagan por consumo interno, ya que se estaría subsidiando al mercado externo.

“Hemos convocado a las empresas a una renegociación y estamos seguros que, por la justicia de nuestro planteamiento, llegaremos a una conclusión que, sin violentar los contratos ni la Constitución Política, nos permita continuar con el desarrollo de este importante recurso”, dijo.

Finalmente, subrayó que el Estado mantiene en este tema un criterio equilibrado y objetivo. (Andina)

Páginas vistas en total